¿Qué hace único a un gran comunicador?

En general, todo el mundo puede mejorar su capacidad para comunicarse. Pero como mejorar es de sabios, es importante considerar ciertas pautas:

1. Ten las ideas muy claras: mensajes claros y concisos.

2. Debes conocer a la audiencia a la que te diriges. Investiga una hora al menos antes de entablar diálogo con ellos.

3. Una vez que entiendes a tu audiencia, asegúrate de que tu mensaje conecta con sus necesidades. La búsqueda anterior, te habrá dado una idea de cuáles son.

4. Elige un lenguaje que evite palabras negativas.

5. Escucha y haz preguntas. La escucha efectiva puede ayudar a aprender más sobre tu audiencia, como compartir tu mensaje y como responder a su mensaje.

6. Controlar un poco nuestros gestos. Si controlamos la comunicación verbal, pero no controlamos la no verbal, podemos estar contradiciendo nuestro mensaje y por tanto siendo incoherentes con el mismo.

7. Relájate, es la mejor forma de manejar la situación.

Pero cuando tratamos con un comunicador, vemos mucho más que unas pautas a seguir, vemos a una persona que está forjada, que sabe los que hace, lo que cuenta y cómo lo cuenta. La importancia del entorno de la persona comunicadora es muy relevante. En esencia hay dos tipos de personas: las que suman y las que restan.

Todas formamos parte de un lado y/o del otro, a veces por situación y otras puede ser que por decisión. La situación, ya está pasará, todos tenemos momentos o fases o etapas más o menos desoladoras…pero si estamos en el lado de la – resta – por decisión…¡menudo calvario! Realmente los grandes comunicadores se rodean de grandes personas. Así que nuestro consejo inmediato es: elimina de tu vida aquello que sea gris y aquellos que resten.

Una característica notable de los grandes comunicadores es que tienen y se percibe de lejos que deslumbran una pasión gigantesca por aquello que van a comunicar. Se le nota la chispa en los ojos.

Y además, toman decisiones hacia uno mismo y hacia el resto, porque deciden que comunicar a los demás. No hay buena comunicación externa si no hay interna, autoestima. La estima propia, de uno para uno mismo, es esencial.

Y por último… A pesar de las situaciones, los grandes comunicadores deciden comunicar algo bueno. Esencial para esta actitud positiva que nos llevará a reflejar las ganas por comunicar.

2018-05-22T16:52:26+00:00

Deje su comentario