No condenes a las personas

No condenes a las personas pero sí a los comportamientos, es importante que entiendas esto, por eso este artículo es para ti.

¡NO CONDENES A LAS PERSONAS! Es una pequeña recomendación que te hago porque en la industria del network marketing, cuando tu formas equipos de trabajo, algo de lo más complejo es tratar con las personas. Tener relaciones verdaderas, superar sus problemas, diferencias de opinión, etc. Al final las relaciones interpersonales es algo muy complejo, más aún con muchísimas personas dentro de una organización.

Entonces es importante, desde mi punto de vista, que no tienes que condenar a las personas si hacen algo mal, si cometen algún error, si están en contra tuya u opiniones diferentes, etc. ¿Por qué? Porque, primero, al final todo el mundo puede equivocarse; segundo, todo el mundo puede tener su propia opinión; y tercero, puede tener creencias limitantes o sentirse de alguna manera frustrado, quemado o lo que sea y lo puede pagar contigo.

El punto importante que te quiero decir, es que tú condenes, que marques una línea roja con ese comportamiento. Es decir, tú sabes lo que tienes que tolerar y lo que no tienes que tolerar. En lo que estás de acuerdo y en lo que no. Lo que aceptas, lo que ayuda o lo que no. Entonces quiero que hagas la diferencia entre lo uno y lo otro porque muchas veces se asocia el comportamiento directamente a la persona.

Las personas pueden cambiar

Creo, desde mi punto de vista, que tienes que aprender a separarlo. Condena el comportamiento de esa persona, en ese momento, pero no condenes a la persona. No taches a la persona porque la persona puede cambiar, puede mejorar. Puede anclar las creencias potenciadoras en lugar de las limitantes y puede empezar a ver las cosas de otro modo, por ende, comportarse diferente también.

Sé que muchas veces, cuando alguien se porta mal con nosotros y nos impacta muy fuerte, podemos inmediatamente tacharlo o juzgarlo, sin querer saber nada más de esta persona y la condenamos. Pero dale la oportunidad. Si quieres influir positivamente en las personas, dales la oportunidad. Todo el mundo tiene el potencial de corregir, de cambiar, de mejorar, de pedir disculpas y demás.

Esta es mi recomendación y creo que te va a servir mucho para discernir un poco, creer en el cambio y mejora de las personas, y te lo recuerdo: ¡NO CONDENES A LAS PERSONAS, CONDENA LOS COMPORTAMIENTOS!Si te ha gustado lo que leíste, recuerda visitar mi canal en YouTube para ver el vídeo de este artículo. También suscríbete; dale a la campanita y compártelo con todas las personas que necesitan tomar una decisión final ya. Como siempre, aplícalo tú y nos vemos pronto. #Yess

¿Cómo te contacto?