¿Emprender o no emprender? Esa es la cuestión.

¿Por qué no comenzar un proyecto que nos apasione?

El No ya lo tengo.

Desde hace unos años, afortunadamente, nos hemos dado cuenta de que la felicidad no tiene nada que ver con el éxito. Ser feliz es ser consciente, es la base de la actitud positiva. Y la actitud positiva te llevará al éxito personal y/o profesional. Como tú quieras. Tu eliges hacia donde enfocar esa actitud. No existe la felicidad plena con éxito pleno, cada uno se lo monta a su gusto. A su forma de ser y ver la vida.

De ahí un ejercicio muy bueno que desde hace un tiempo aplico a mi persona y también a amigos sobre todo cuando estaban en momentos de crisis existencial (como a todos nos ha pasado alguna vez): Narrarse la vida tal y cómo deseamos vivirla. Hazlo, escribe o grábalo. Como quieras pero do it.

De alguna manera todo el mundo es diferente y de alguna manera uno (único en el mundo mundial) tiene que proyectarse en los sueños. ¡En los suyos! De alguna manera tenemos que ser un poco locos, creativos, imaginarios…

En esos momentos de crisis existencial…mía o de mis amigos… salía rápidamente la siguiente reflexión: ¿porqué hay gente con buena suerte y gente que no? Y finalmente con el tiempo hemos podido deducir lo siguiente:

Hay gente que tiene un patrón de felicidad. Hay gente que con 3 o 4 pautas en la vida se levanta con ganas de vivir.

Al menos te escribo unas pautas que a mí me han servido y que deseo compartir para que también otros se consoliden en este patrón de felicidad:

Optimismo: tener la visión, la percepción de visualizar las cosas en positivo. Las personas optimistas se dedican un tiempo a sí mismos. ¡No nos abandonemos!

Cuidar los afectos. Cuidar los sentimientos. Tu entorno, tu gente. Aquellos que estimas y que te estiman a ti. Valóralos.

Cree en algo, en ti mismo. No pierdas la pasión por lo que haces. No te levantes porque suena el despertador y lo que toca es lo de todos los días. Déjalo ir entonces.

Agilizar la mente. Después de los 20 años perdemos 12.000 neuronas. La única forma de frenarlo un poco…es poniéndote las pilas. Aprendiendo, desaprendiendo. Moviliza tu pensamiento, tus ideas, tu ingenio.

Ríete. La risa está ligada al recuerdo, a la memoria. Aquellas cosas que recordamos más alejadas en el tiempo, son probablemente aquellas donde estaba incluida una alegría, una carcajada.

Un dato curioso: se creó en un país americano el Viceministerio de la suprema felicidad social del pueblo! Comienza por ti, luego por tu proyecto. Comienza a generar el valor, la actitud hacia tu felicidad y éxito personal.

2018-05-11T10:48:13+00:00

Deje su comentario