¿Cómo no intercambiar tiempo por dinero y ser productivo?

Si quieres saber cómo no intercambiar tiempo por dinero y ser productivo al mismo tiempo, este artículo es para ti.

Cómo no intercambiar tu tiempo por dinero y ser productivo es algo realmente factible y, sinceramente, mucho mejor. Las personas que cambian su valioso tiempo por dinero, realmente no son productivas. ¿Por qué digo esto? Si te das cuenta, hace ya mucho tiempo que el trabajo convencional se quedó atrás.

Cuando la parte empresarial, creaba y crea a día de hoy empleos, se tenía que garantizar turnos para cumplir con la cadena de montaje. Sin embargo, dime si me equivoco cuando digo que hay personas en los mismos puestos de trabajo, la misma cantidad de tiempo pero que uno puede ser mucho más productivo que el otro?

Muchas veces vemos gente 100% comprometida y pro activa en el mismo puesto donde otra está «hurgándose la nariz» y recibe exactamente la misma paga. ¿Dime que no lo has visto? ¿Y qué pasa con todo esto? ¿Qué pasa cuando no existe una meritocracia? Pasa que en un momento, cuando la persona comprometida que lo da todo de corazón ve que otra persona no hace nada y se le recompensa de la misma manera, esta persona de repente se vuelve más vaga.

El que es vago arrastra al otro.

Si premiamos el comportamiento del vago pagándole lo mismo que al productivo todos se nos van a hacer vagos. Todos no van a querer trabajar. Por eso hay que hacer todo lo contrario. Hay que premiar a las personas que están produciendo. Por eso la tendencia del trabajo debería ser cobrar por eficiencia, porque eso es lo que haría que los estándares se rompan. Eso haría que una empresa notable pase a ser una empresa excelente.

¿Cómo no intercambiar tiempo por dinero y ser productivo? Así. De esta forma meritocrática. Esto hará que un buen trabajador siempre quiera ir a más y quiera dar un mejor servicio. Por lo tanto, también recompensarlo por eso. Es muy frustrante ver cómo las personas se desgarran y pagan con su tiempo y esfuerzo y no tienen recompensa. Eso es algo extremadamente frustrante para los empleados que son muy productivas.

Así que si tú eres una persona productiva y quieres saber cómo no intercambiar tiempo por dinero y ser productivo, te invito a que dejes de hacerlo. Porque vas a acabar quemado, frustrado y encima estarás apoyando y premiando a las personas que son vagas y que no quieren hacer las cosas. A personas que se conforman con cambiar su tiempo por dinero y que si pueden hacer menos, muchísimo mejor.

Sal de esa rutina, rompe esos miedos.

El mundo no progresa con personas vagas. Por eso dile a esa persona no productiva que también puede. Que también tiene el potencial y también es capaz. Despiértalo porque tal vez no le siente muy bien, pero de verdad, de corazón, va a ser mucho mejor para él o ella tanto a nivel personal como profesional. Seguro que así, todo va a mejorar más adelante. Mejorará la empresa y su salario también mejorará.

Si eres de verdad una persona que ama lo que hace, productiva, confiada y que sientes que vales mucho más de lo que te valoran, empieza a valorarte tú primero. Valórate tú y te valorarán los demás. Da ese golpe en la mesa, sal de esa zona de confort, que sí, muchas veces duele, pero atrévete a soñar e ir a por lo que quieres. Esa es la forma en la que empezarán a valorarte los demás.

Si te ha gustado lo que leíste, recuerda visitar mi canal en YouTube para ver el vídeo de este artículo. También suscríbete; dale a la campanita y compártelo con todas las personas de tu equipo y amigos a los que creas que le puedes aportar valor y sobre todo que están perdiendo su valioso tiempo. Como siempre, aplícalo tú y nos vemos pronto. #Yess

¿Cómo te contacto?