Me llamo Borja Chenoll, nací en el año 90, en Valencia (España). Soy un apasionado del deporte, de viajar, y del mundo emprendedor y empresarial. Disfruto cada día ayudando a personas que quieren mejorar su calidad y estilo de vida. La Pasión y la Constancia son las claves de mi Éxito, y pueden serlo también del tuyo.

Desde los 14 años he trabajando en multitud de empresas y en diferentes sectores, aunque eso no me ha hecho nunca abandonar mis estudios. Como carrera profesional soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Valencia, pero lejos de la realidad que nos venden desde el sistema educativo, mis estudios universitarios no son los que me han hecho llegar hasta donde estoy ahora.

Sin embargo, gracias al mundo del deporte y a no parar de trabajar durante años, he podido conocer a personas con diferentes mentalidades, ambiciones y proyectos. Siempre he querido “hacer algo”, pero no sabía exactamente el “qué”. El día que cambió mi vida, y empecé este camino del emprendimiento hacia el éxito, fue cuando un empresario reconocido en Valencia me dijo, “la única diferencia entre tú y yo, es que yo me atrevo”. Esas palabras se me clavaron de manera tan profunda, que hasta el día de hoy sigo recordando ese momento como si estuviera con él ahora mismo. En ese mismo instante, sabía que algo dentro de mí había cambiado.

A los 21 años empiezo a crear mis primeros pequeños negocios, pero ninguno despunta, muchas veces por falta de planificación empresarial, otras por falta de conocimientos y experiencia, otras porque simplemente no era lo que más me motivaba hacer, o por cualquier otro motivo. En aquel entonces todavía no tenía prácticamente educación financiera, ni capacidades de liderazgo, y me sentía bastante perdido. Aprender para emprender era una de las claves que me llevaría a crecer como personal y como profesional.

A los 23 años inicio dos negocios casi de manera paralela. Con el primero consigo facturar más de 100.000€, pero acabo con 7.000€ de pérdidas y muchísimo tiempo. Aún así, después de darme cuenta del gran error que había cometido, decido mirar en perspectiva, hacer zoom y ver qué había fallado. Aprendí mucho de ese negocio, no solo a nivel empresarial, sino de la gestión de equipos, el trato con las personas y la ética profesional.

El segundo negocio lo arranqué unos meses más tarde. Se trata de una empresa con mis primeros socios. Hasta entonces había sido un alma prácticamente solitaria. Los inicios fueron duros, pero conseguimos cerrar nuestras primeras negociaciones y hacer crecer el negocio de manera estable y progresiva, como siempre, superando tropiezos, pero levantándonos rápido de todos ellos. Hoy en día, dos de mis socios gestionan principalmente este segundo negocio, que cada día crece más y con el que a medio plazo tenemos el objetivo de crear un sistema franquiciable.

A los 24 años empiezo a trabajar las redes sociales y el blogging de manera más profesional. Época en la que consigo muy buenos resultados con Google Adsense y empiezo a descubrir más a fondo nuevas formas de generar ingresos y activos por Internet. Al mismo tiempo mi carrera profesional en el mundo del deporte sigue avanzando, hasta que llego a la Academia del Valencia CF.

Me doy cuenta de que llevo años disfrutando de mi pasión, el deporte, pero no en la forma que realmente deseaba. Mi pasión es practicar deporte, no trabajar para el deporte. Por otro lado, desde 2008, he viajado con mi novia por todo el mundo, disfrutando también de una de nuestras pasiones, descubrir nuevos lugares, culturas, personas y gastronomía. Me paro a pensar, “por qué empecé a emprender, para qué empecé este camino”. Son unos años en los que consideraba que mi vida me iba bien, estaba contento, pero sentía que tenía que enfocarme más en lo que realmente considero mis metas.

Despierta de nuevo mi gran ambición, mis ganas de conseguir lo que quiero. Mi objetivo, es tener el poder de ayudar a los demás, y esa capacidad se consigue con tiempo y dinero.

Es el momento en el que decido dejar de trabajar en el mundo del deporte y dedicar todo mi tiempo al mundo empresarial y de las inversiones. Todo con el objetivo de acortar el tiempo para conseguir mi objetivo y disfrutar mientras lo hago. Me encuentro decidido, no dudo, me lanzo y me focalizo al máximo cada uno de los días para conseguir lo que realmente quiero.

A finales de 2015, creo mi propio centro de negocios en Valencia. A principios de 2016, empiezo a crear mi empresa en el ámbito del marketing digital. Empieza lo bueno, me uno al movimiento OneWork, creado por uno de mis socios hace un tiempo atrás, y ayudo a catalizarlo. Mi principal razón, porque me enamoran sus tres pilares: aprende, gana y disfruta. A mediados de 2016 empiezo conocer más a fondo del trading intradía, de la mano de un gran trader profesional, y comienzo a operar en bolsa.

Actualmente dedico el 100% de mi tiempo a diversos proyectos que van acorde totalmente con mi filosofía de poder ayudar a los demás. Ayudo al emprendedor, al autónomo y a las pequeñas y medianas empresas. Ayudo a personas a que creen su marca personal y empresarial de una manera eficiente en el mundo digital y fuera de él. Impulso un Club privado de cruceros de lujo. Creo y coordino eventos de networking con un ambiente festivo y divertido a la par que empresarial. Además opero en bolsa también dos horas al día para conseguir un buen rendimiento a mi capital.

Hoy en día me siento afortunado, entusiasmado y apasionado por lo que hago. No me arrepiento de nada por lo que he pasado para poder llegar hasta aquí. Todos los baches han sido aprendizajes que me han hecho no cometer los mismos errores y seguir avanzando cada vez con más fuerza y energía.

Como te decía al inicio de mi historia, “La Pasión y la Constancia son la clave de mi Éxito, y pueden serlo también del tuyo.”

¡Te deseo todo lo mejor en tu camino!firma